Subaru Igualada

Prepara tu Subaru para el Otoño

¡Adiós verano! Atrás han quedado ya las vacaciones, las tardes en la playa y las veladas en terrazas sin abrigo. Pero también el calor sofocante y las picaduras de mosquitos. Ahora, lo que toca es darle la bienvenida al otoño. Sin duda, la mejor manera es preparando tu Subaru para esta época del año en la que aparecen las primeras lluvias y empieza a intensificarse el frío.

 

¿Cómo preparar tu Subaru para el otoño?

Octubre es un mes perfecto para hacerle una revisión a tu Subaru. Estos son los puntos en los que te debes fijar:

  • Las luces. En esta estación se reducen paulatinamente las horas de luz solar, así que asegurarte de que los faros y el resto de testigos del vehículo funcionan bien.
  • Comprueba los neumáticos. La lluvia y el frío pueden hacer que el asfalto pierda adherencia. Si suele nevar o helar en tu lugar de residencia, plantéate ponerle unas ruedas de invierno.
  • Revisa los parabrisas. Pocas cosas hay más peligrosas que verte inmerso en una tormenta y que las escobillas de tus parabrisas no aparten el agua como deberían. Aunque parezca que están bien, deben sustituirse cada dos años como máximo.
  • Rellena el depósito de líquido refrigerante. Es el que se encarga de mantener el motor a temperatura estable. Si está en mal estado, no solo puede que te cueste más arrancar, sino que también es posible que dañes la mecánica del coche.
  • Tampoco te olvides de comprobar el aceite y la batería.

 

Garantía de seguridad en otoño

En Subaru solo diseñamos y fabricamos coches seguros. De hecho, trabajamos con el objetivo de que, en 2030, no haya fallecidos en accidentes de tráfico que viajen a bordo de uno de nuestros vehículos. Algo que será posible gracias al concepto All Around Safety con el que trabajamos.

Por ejemplo, la tecnología Subaru de tracción permanente a las cuatro ruedas garantiza un agarre a la superficie ideal durante toda la estación. No importa lo mojado que esté el asfalto o lo cerrada que sea la curva. Ni siquiera que te topes con un charco de pronto. Las ruedas no patinarán ni perderás el control del vehículo.

 

Otro factor a tener en cuenta en esta época del año es el viento. Pero no te preocupes. Entre los sistemas de seguridad Subaru está el de permanencia en el carril. Te alertará si existe el riesgo de que te salgas de él y, en casos extremos, hasta corregirá tu trayectoria.

Todo esto, unido a la optimización del centro de gravedad y a las mejoras en los sistemas de suspensión, hace que conducir un Subaru en otoño no solo sea una experiencia totalmente segura, sino también una auténtica gozada. Podrás salir a la carretera con total tranquilidad, aunque llueva, truene o se levante un temporal de viento y nieve.

 

Fuente: Subaru

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recordar tus preferencias y optimizar la experiencia de usuario. Para obtener más información lee nuestra política de cookies.
Al pulsar en “Aceptar política de cookies” aceptas el uso de las diferentes cokies que utiliza el sitio web. Puedes configurar o denegar el uso de las cookies en la configuración de la política de cookies.